La Agencia Tributaria y el IVA

La expansión de las nuevas tecnologías y de Internet ha hecho realidad algunas cuestiones que eran impensables hace unos años, como la agilización de trámites ante las Administraciones Públicas. La famosa cita de Larra “vuelva usted mañana” ha dejado de tener vigencia gracias a que la mayor parte de los trámites administrativos pueden realizarse desde casa, sin necesidad de acudir a ninguna oficina o de esperar colas.

Hay un trámite administrativo por el que tarde o temprano tendremos que pasar todos: el pago de impuestos. Una de las cuestiones que hace más llevadero el proceso es saber que desde nuestro ordenador personal podemos adelantar muchos de los pasos. Pero para ello será necesario tener un certificado electrónico.

Si acudimos a la página de la Agencia Tributaria, vemos que cuenta con una Sede Electrónica. En esta sede podemos encontrar todos los servicios que se ofrecen online. En el apartado ‘utilidades’ se habla de la firma electrónica, dando como medios válidos para la misma el eDNI y el Certificado Electrónico.

Si acudimos al apartado ‘Procedimientos, servicios y trámites’, vemos que ‘Impuestos y Tasas‘ ocupa el primer lugar de la lista. Pinchando ahí, encontramos el listado de impuestos que podemos gestionar online: Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, IVA, Impuesto de Sociedades, Impuesto sobre el Patrimonio, Impuesto sobre la Renta de No Residentes, Tasas, distintos Impuestos Especiales… De entre ellos vamos a centrarnos en el IVA.

El IVA o Impuesto sobre el Valor Añadido es un impuesto indirecto sobre el consumo que deben pagar los consumidores por el uso de un determinado servicio o la adquisición de un bien. La declaración de este impuesto ante la AEAT deben realizarla tanto empresas como autónomos.

En la Sede Electrónica de al AEAT vemos que existen numerosos trámites relacionados con el IVA. En la mayoría de esos trámites vemos que la presentación puede realizarse bien de forma presencial en la misma AEAT o en entidades colaboradoras, o bien de forma telemática. Sobre esta última se especifica la necesidad de contar con el eDNI o certificado electrónico para poder ejecutarlo.

En el apartado dedicado al IVA vemos los distintos procedimientos o modelos disponibles, como el 303 (Autoliquidación), el 309 (Declaración-Liquidación no periódica), 311 (Régimen simplificado, declaración-liquidación final), etc. Si probamos a entrar en el 303, por ejemplo, vemos que la opción de presentación del modelo tiene al lado el icono de un candado. Esto significa que para seguir adelante es necesario tener instalado el Certificado Digital. No podemos continuar sin él.

iva

La solicitud del Certificado Electrónico es un proceso sencillo y gratuito, y como vemos, merece la pena, ya que nos abre las puertas de la Administración Electrónica.

Para saber más sobre el Certificado Digital pueden consultar la web de CERES y sus cuentas en Facebook y Twitter.

Comentarios


Aquí puedes dejar tu comentario